Cuando uno se acostumbra a no conseguir nunca lo que desea, ¿Sabes que pasa? Que acaba por no saber incluso lo que quiere.

Haruki Murakami en Crónica del pájaro que da cuerda al mundo