El pobre puede morir pero no puede estar enfermo

Proverbio finlandés