Cada cañón que se fabrica, cada buque de guerra que se bota, cada cohete que se lanza significa, a fin de cuentas, que se está robando a los que tienen hambre y no están siendo alimentados. Este mundo armado no solo está gastando dinero. Está gastando… las esperanzas de los niños.

Dwight D. Eisenhower