Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos

Ray Bradbury