El político piensa en la próxima elección; el estadista, en la próxima generación

Otto von Bismarck