Si el cántaro da en la piedra, o la piedra en el cántaro, mal para el cántaro

Ramón J. Sender