I Monegros Trail

El I Monegros Trail, con 2 distancias a elegir, 8k y 15k, se celebró en un día frío y muy ventoso. A pesar de llevar 14 meses sin colgarme un dorsal, 6 meses parado completamente en 2014, llegar sub-entrenado en enero y con un buen catarro nasal, me desplazo a Robres con el objetivo de disfrutar de la ruta larga.

Promete a priori buenas vistas rodeando el Puig Ladrón y subiendo a San Simón por la Cresta del Diablo. La carrera se divide en 3 tramos. Los primeros y últimos 4 km son por pista, a la ida con suave subida, desde Robres hasta el circuito circular, unos 8k, que rodeará el Puig Ladrón y que condensa prácticamente todo el desnivel de la prueba.

8k de prácticamente todo senderos, bien de piedra suelta y con el típico paisaje desértico de Monegros, bien entre pinos, con capa de tierra y algo de vegetación, que hace que los kilómetros, en continuas subidas y bajadas, pasen rápido.

Primera edición de la carrera, con una organización bastante buena en general, y un circuito que sorprendió a buena parte de los corredores: la ruta se anunciaba con un desnivel de unos 300+, saliendo al final 550+

Primera del año, en 1h 42 min, que sirve para empezar a sumar y volver a perderle el miedo al dorsal, y recuperar sensaciones y ganas de conocer nuevos tracks. Siempre, eso sí, por los caminos.

Una carrera interesante. Apta como iniciación, sin tramos muy técnicos y subidas exigentes pero no muy largas. Los toboganes, eso sí, requieren cierta preparación de base.