Errar es humano pero más lo es culpar de ello a otros

Baltasar Gracián