Cuando teníamos todas las respuestas, nos cambiaron las preguntas

Mario Benedetti