Hay dos formas de diseñar software: la primera es hacerlo tan simple que sea obvio que no tiene deficiencias y la segunda es hacerlo tan complicado que no sea obvio que tiene deficiencias. La primera forma es mucho más difícil.

Tony Hoare